lunes, agosto 07, 2017

...


Presente, pasado, futuro.


...


Estoy aquí bajo la sombrilla
que nos protege de la lluvia
a mi y a Tedi.

Otro día de este verano
extraño
demasiada humedad para los
tomates.


...


Cuando llueve en
la huerta
es como en la vida a veces;
tienes que asumir que en un
momento determinado
no se puede hacer nada.
Hay que esperar tiempos mejores
o simplemente esperar.

...


Recordando te das cuenta
de muchas cosas

muchas veces te das cuenta
de que pasaste por alto
cosas que debieron ser obvias.

Viniendo de mi
no es raro, nunca he estado "centrado"
¿Cómo? ¿En qué condiciones?


...

Debería aprovechar
para coger la azada.


...


mierda

Sí, para un poco que le doy
tampoco tiene sentido calarse
ahora.


...

La competición.

Dicen que la sociedad es muy
competitiva.
Es un mantra para la sociedad.


...

No quiero ir por ahí.

Escribiendo, y en la vida
siempre voy a donde literalmente
se pueda ir,
como por ejemplo esta línea

me trae recuerdos de otros días
de lluvia. En los 80 solía haber
"avisos de bomba". Sería en el año 80,
81. Nosotros éramos los pequeños, los de
preescolar. Me pregunto donde estaba
el resto del alumnado, estoy hablando
de más de 500 jóvenes, era un colegio
de mujeres. Los únicos hombres que había
allí eran algún cura, y críos entre 3 y 5 años.
         Estuve tres años en ese
centro. Magia entre rejas. De pequeños
las vallas y verjas explican lo que
se convertirá en simbolismo en el pensamiento
futuro. Pero es una reflexión que no va a ningún
lado.
    El tiempo es infinito. La vida
no es fácil de entender. No se debería
catalogar demasiado.

No hay comentarios: