miércoles, agosto 02, 2017

...



Hoy en día


el mundo está
reventado de contradicciones
está hirviendo
en ímpetus maliciosos

Sí, podría estar de acuerdo.

No existen tiempos mejores
eso es vanidad

Los escritores
suelen ser inseguros
es peligrosa la escritura
porque te va a retratar

La verdad es lo que importa
y no el escritor
demasiado peso
en la dictadura del individualismo.

La gente se mete en la escritura
y al de un tiempo
tienden a meter su sentido
en una bolsa

La poesía es muy mala
porque la realidad
la deja sin energía
y escuálida bajo el sol

es ridículo,
el mundo convierte
a las personas
en un montón de individuos 
intentando destacar
o intentando pasar desapercibidos
en una cotidianidad seriamente
embrujada

...

¿De qué se alimenta el corazón?

Supongo que de hacer cosas que
tengan sentido y funcionen.

2 comentarios:

mareva mayo dijo...

me encanta leerte, porque desatas las cuerdas, donde el rostro en el espejo, se sabe ceniza y fuego que reclama el hachazo al espejismo televisado de ésta ranura de muerte a la que llaman país, la civilización ha domesticados a lo salvaje, en general se ha aceptado la cadena y la quimera y se le ha llamado ética, democracia, la normalidad

por palabras como las tuyas levantan el asfalto y abofetean la hipocresñia, y se vuelve a ver el monstruo mordiendo tras la jaula nuestros ojos, todo fuego, hay que hacer el amor con la bestia hasta la locura, para liberarla y ser libres, aunque tal vez no hay ningún lugar al que llegar

me inspira leerte
amo los lobos, los que se arden hacia dentro, los que se les congelan las manos aunque haga 40º, incediarse del hueso adentro..porque afuera todo circo y encima cotiza hacienda

salud y que la noche te aulle

MARCOS BINDER dijo...

se me ha borrado el comentario. Vaya, me lo había currado. Bueno, ya verá luz. Quite al pobre Lobo ayer, llevaba unos años sin publicar nada aquí. Te agradezco el comentario, me gusta lo de desatar cuerdas. Mucho nudo. Me viene a la memoria el clásico carrete de pesca. Fui un pésimo pescador, ese lío con la pita. Creo que nos meten en una jaula, y allí nos hacen creer que somos bestias o nos convierten en bestias. Ah, no puedo volver con eso ahora.